Enamoramiento: un coctel de neurotransmisores

Enamoramiento: un coctel de neurotransmisores.

¿Sabías que el cerebro de alguien enamorado se ve como el de alguien que consume drogas? ¿Será por eso que enamorarse es adictivo? Por eso digo, el enamoramiento genera un coctel de neurotransmisores, que te hace liberar mucha dopamina (neurotransmisor de las emociones por excelencia) y sentirte bien. Antes de empezar te mostramos unos piropos cerebrales que entenderás después de leer el articulo y podrás usar para quedar como un genio de la conquista:😏

Piropos cerebrales para enamorar a ese cerebro que te trae loc@

  • Tu sonrisa eleva mi dopamina.
  • Disparas la FEA que hay en mi.
  • Eres el hipótalamo de mi oxitocina.. me liberas.
  • Activas mi dopamina, siempre quiero más de ti.
  • Esta Feniletilamina que me haces producir, me tiene toda la noche pensándote y sin dormir.

Las drogas, tienen en común con el sentirse enamorado, que actúan en los centros de placer en el cerebro, reduciendo el umbral en el que se dispara la producción de estos y otros neurotransmisores. En castellano: cuando estas enamorado te sientes bien y ¿quién no quiere más de lo que le genera sensación de bienestar?, similar a lo que sucede cuando se consumen drogas.

El amor romántico tiene distintas etapas, la fase de enamoramiento y pasión suele ser la más intensa. Para que esto suceda, en tu cerebro hay un mix de químicos que actúan cuando estás enamorad@. Te anticipo: si no cultivas la relación y los intereses mutuos, cuando se pase la emoción del enamoramiento apasionado, este mix de neurotransmisores ya no te van a hacer sentir los mismos fuegos artificiales.

¿Qué químicos actúan?
Los protagonistas son: feniletilamina, dopamina, oxitocina y serotonina. Hay otros como la testosterona, el estrógeno y norepinefrina (en las cuales no vamos a profundizar en el artículo).

Feniletilamina (FEA)
También llamada“la hormona del amor; (puede no ser tan malo bailar con la más FEA). Según algunos autores, es el primer compuesto orgánico implicado en el enamoramiento. Es de la familia de las anfetaminas (estimulantes del sistema nervioso central). Según (Mendoza, 2008) se relaciona con vigilia, excitación, enrojecimiento, taquicardia e insomnio. A su vez, esta te da la sensación de bienestar generalizada.

Dopamina
Este neurotransmisor está relacionado con nuestro sistema de recompensas y aprendizaje, generando sensación de bienestar y haciendo del amor una experiencia gratificante. Para que te hagas una idea, este neurotransmisor está presente cuando hacemos cosas que disfrutamos y por lo general, queremos más de eso que nos gusta.

Esto sucede en el caso de las drogas, te sientes bien y quieres más, entonces repites el proceso continuamente. Pero llega un punto en el que te “habitúas al estímulo” y tu cerebro debe liberar más dopamina para que tengas la misma situación inicial de bienestar (de manera simplificada por esto es que se generan las adicciones). En el amor romántico, sobre todo en etapas iniciales puede suceder lo mismo y es aquí donde vemos temas como dependencia emocional y pensamientos obsesivos con el ser amado (actitudes no tan cheveres).

Oxitocina
 Algunos también la llaman “la hormona del abrazo” porque hace que quieras tener contacto con la otra persona, lo que nos hace sentir seguros y reconocidos. Este neurotransmisor está relacionado con el apego o “compromiso”, el establecimiento de relaciones sociales y formación de relaciones de confianza y generosidad.

En psicología, se menciona que la oxitocina es una de las sustancias relacionadas con la conducta prosocial (comportamiento orientado a la colaboración y ayuda a otros, se relaciona con el altruismo). Esto, orientado al amor romántico nos habla de un incremento hacia la información social y emocional del ambiente.

Serotonina
En la fase más intensa del enamoramiento disminuye la cantidad secretada en el cerebro, este neurotransmisor se encarga de regular la ansiedad y agresividad, mantener la vigilia y regular el deseo sexual. Esta disminución promueve el acercamiento a la otra persona, eliminando barreras y el miedo al rechazo, lo que facilita la apertura al otro en términos generales.
En conclusión, estas sensaciones se comparan como ir en una montaña rusa, después de llegar al pico más alto, viene la bajada a toda velocidad. Así que la euforia, la atención intensa, el deseo de estar con la otra persona casi todo el tiempo va a durar solo en etapas tempranas (Bustos, 2008). Si quieres seguir con la relación, tendrás que haber creado bases firmes para que cuando se acaben los efectos del coctel haya todavía mucho que compartir.

Beneficio semanal del blog: 

enlaU te va a ayudar a levantar para San Valentín. Habilitamos nuestra app exclusivamente para que puedas mandarle un mensaje anónimo a tu crush 😍😍
 

Las reglas son fáciles: 
1. 
Escribe la confesión que te gustaría decirle abajo en el recuadro amarillo que sigue después de este texto.  

2. Se la enviaremos anónimamente a su dm en Instagram o tu escoges que otras opciones quieres para enviarlo. 

3. Le diremos que la publique en su story, si te le mides reacciona a su story y empiecen una conversación. 😉

4. ¡Si no te le mides tranquilo! Todo quedará secreto🤫 y ella/él solo se sentirá bien de tener un admirador secreto.

¡Si te va bien escribenos tu historia a @enlau.co en Instagram!
Eso es todo, ¿te le mides? 😏😏😏

¡Feliz San Valentin de parte de enlaU!

powered by Typeform
Cerrar menú