Tips para salvar el semestre perdiendo los primeros cortes

Últimas semanas de clases.

Ya sabes que estás perdiendo la/s materia/s.

Comienza la crónica de una muerte anunciada.

La angustia aumenta, la frustración se dispara, incluso ahora tomas peores decisiones.

Si antes tenías que hacer cosas, ahora tienes más, acumuladas, y con flojera.

¿Qué hacer para salvar el semestre si en los dos primeros cortes te fue mal?

Algunos dirían que llorar, o incluso que no hagas nada, ¿en serio? Vamos. Aún queda tiempo. Se puede, pero debes seguir esta lista milimétricamente:

1.Calcula cuánto deberías sacar de aquí a final del semestre. Cada nota. Cada examen. Ten claras tus metas. (CLICK ACÁ)
2.¿Ya hablaste con tu Profe? Llevárselo en la buena y demostrarle que te importa es fundamental. Participar. Hacer más. Incluso, si sabes que necesitas ayuda, pedirla. Algunos profesores permiten que les entregues más trabajos o tareas para ayudarte con ciertos puntos.
3.El asocial: Vas a escribirle a tod@s tus amig@s y familia y les vas a decir: necesito estos días enfocado para salvar el semestre. Porfa no me busques y si yo lo hago, dime que no. ¿Y con la pareja? pídele que te ayude a estudiar.
4.Tú únicos amigos deberían ser los nerds y si no tienes, busca un tutor. AQUÍ Saca fotocopias de tus compañer@s que son organizados. Si tienen lecturas, dividanse y hagan resúmenes para compartir.
5.Bloquear toda distracción: si IG, Face, Snapchat, Twitter, o la web te va a distraer. Chao. Si ir a hacer la fila para comer te distrae: pide un delivery AQUÍ.
6.Tiempo de Relax: Solo puedes distraerte por tiempos limitados. Ejemplo: estas estudiando y cada hora te detienes 5 min a revisar las últimas historias de tus amig@s. También es saludable que tengas una distracción completamente distinta en algún momento del día. Ojo: ver un capitulo es distinto a verse una serie entera.
7.Nervios de acero: Para no sobrecargarse se recomienda no estudiar nada 1 día antes del parcial. O en su defecto, horas antes. El día del parcial (o entregas) debes llegar puntual (si no, aumentara tu estrés). Además, es importante comer bien y hacer ejercicio.

Sólo si haces lo anterior, sentirás una leve tranquilidad de estar navegando sin posibilidad de ahogarse. Y aún así, será un momento difícil. Por eso, pensar tranquil@ y tomar buenas decisiones es fundamental. En serio, no es por venderte, pero busca un tutor. Así no sea con nosotros.

Andrés Felipe Méndez

Co-fundador y evangelizador enlaU

Cerrar menú