Guerra en la universidad

En estas alturas del semestre estamos en guerra contra Thanos, el rey de la noche, e incluso nosotros mismos. Manejar las emociones en esta época no es precisamente fácil, queremos matar a más de un profesor, o incluso a ese compañero recostado que no hace nada para el trabajo que deberías estar haciendo en este momento.

¿Y Entonces?

Aprenda a manejar sus emociones.

¿No le ha pasado que llega a un parcial tan nervioso que olvida todo lo que estudió? O ¿Tiene una presentación y habla cómo un niño? O le termina gritando al profesor por qué no esta desacuerdo con la nota.

En esta época, la mayoría estamos ocupados, estresados, e incluso asustados. No sabemos si vamos a pasar esa materia. Pero muchas veces ese estrés nos juega en contra. ¿Pero sabía que hay un estrés bueno?

El estrés es el resultado de la interacción entre un hecho o situación (estresor) y la respuesta de cada individuo, que traduce y percibe ese elemento de manera amenazante, generando reacciones físicas, emocionales y psicológicas. Cómo quien dice, depende de usted.

El estrés es la capacidad del ser humano de responder a un estímulo externo o interno demandando una respuesta fisiológica. En términos físicos y entendiendo el estrés como fuerza, se puede ver de forma negativa o positiva. En este caso, el distrés sería el lado oscuro de la fuerza y euestrés sería el estrés positivo (Yoda la tenía clara. Por más guerra, siempre asumía todo tranquilo).

El estrés al principio te da energía (por eso a muchos les gusta hacer los trabajos a última hora) pues te hace estar enfocado, estimula la actividad, aumenta la motivación y capacidad de rendir, algunos incluso dirían que hace la vida más atractiva. No obstante, en la medida que se mantiene, vendrá el cansancio, ansiedad y disminución de rendimiento, llevando a percepción personal de fracaso, disminuye la capacidad de resolver conflictos, ser asertivo, e incluso aumenta la vulnerabilidad a enfermedades y accidentes.

¿Cuál es la solución?

1. Tenga claro detonantes de estrés o inestabilidad: todos tenemos situaciones, personas, e incluso conversaciones que nos descompensan. Conocerlas e identificarlas te permite crear estrategias para solucionarlo. Para toda mamá o papá o hermanito que no deja estudiar hay una biblioteca, para Instagram puedes activar límite de tiempo, y para esas llamadas de horas (cuando estás enamorad@) puedes … llorar, por qué deberás escoger.

2. Ten un método de gestión emocional para detonantes no esperados. Todos nos podemos bloquear en plena presentación de tesis, o podemos alterarnos fuertemente por qué te estrellaron. Él mejor método es respirar, pero cómo a algunos les gana la cabeza brava y frustrada, puedes imaginarte que estás en un balcon. Imagina que estás arriba de ti viendo la situación, por qué esta sucediendo, que esta pasando. Esto te fuerza a ver problemas, soluciones y a respirar tranquilo mientras te imaginas en el balcón.

Aunque este blog parece que toca un tema obvio, te sorprendería la cantidad de personas a las que se les disminuye su rendimiento por estrés. Thomas Holmes y Richard Rahe investigaron que a las personas nos causa mucho estrés, entre muchas otras cosas, las vacaciones, la transición de colegio-universidad-vida y las pruebas. Así que….

Todo bien.
Maneja tus emociones.

Y si te falta tiempo, pide enlaU. Para apoyarte en la guerra que estás viviendo, lanzamos Corrientazo War, Burguer War y Pizza War, uno cada semana, a partir de hoy. Los mejores precios, en cualquier lugar del campus.

Cerrar menú